Inversiones en Platino y Paladio

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Inversiones en Platino y Paladio

Hoy en día el oro es considerado por muchos inversores como un refugio seguro en momentos de incertidumbre política y económica y como una cobertura frente a la inflación. Sin embargo, hay otros metales preciosos que también resultan una opción de inversión interesante en épocas de incertidumbre y al igual que el oro carecen de riesgos de contrapartida. Estos metales son el platino y el paladio, los cuáles tienen múltiples aplicaciones tanto en la industria como en la joyería.

No obstante, los inversores deben tener en mente que estas materias primas -debido precisamente a sus usos en el campo industria- pueden experimentar fuertes fluctuaciones en el precio como consecuencia de alzas y declives de la economía. Por ejemplo, tanto el platino como el paladio tienen un uso extendido en los catalizadores para automóviles lo que representó respectivamente el 43% y el 52% de la demanda total de esos dos metales durante los últimos años.

En este caso, las propiedades del platino y del paladio como bienes tangibles sin riesgo de contrapartida tal como el oro, pueden ayudar a incrementar su demanda en el mercado.

Producción y utilización del platino y el paladio

Estos dos metales poseen propiedades químicas y físicas bastante parecidas, sin embargo debido a que el precio del platino se ha mantenido entre 3 a 4 veces más alto que el paladio desde el 2004, este último se está empleando cada vez más como un sustituto con el fin de disminuir los costos.

La mayor parte de la producción de platino proviene de Sudáfrica y de Rusia, países que representan más del 80% de la producción mundial. Por esta razón, las condiciones económicas y sociopolíticas de ambas naciones pueden tener efectos importantes sobre los mercados de platino y paladio. Un ejemplo de esto se produjo en la década de 1990, cuando ocurrió una crisis de suministro por parte de Rusia, lo que hizo que el precio del paladio subiera casi un 50% más que el precio del platino. Un factor que puede afectar la demanda y por lo tanto el precio de estos metales es la producción de automóviles debido al uso que esta industria hace de estas materias primas para la fabricación de catalizadores.

Si bien el paladio es más barato que el platino, la industria no ha disminuido por completo su consumo de platino. En la actualidad, el platino se emplea junto con el paladio e incluso la plata para la fabricación de catalizadores.

Opciones para invertir en platino y paladio

Básicamente existen 4 formas distintas para invertir en estos dos metales preciosos:

  1. En primer lugar el inversor puede invertir de manera directa mediante la compra física de platino y paladio ya sea en forma de lingotes o monedas. En este caso el mismo inversor puede almacenar el platino o paladio adquirido o puede comprarlo a través de alguna compañía de prestigio que ofrece todas las garantías en la transacción y se encarga de vigilar en el sitio elegido los metales en nombre de sus clientes.
  2. También se puede invertir en los Fondos Cotizados en Bolsa (ETF) como los ETF Securities (PPLT) o PALL, a través de los cuáles el inversor obtiene una exposición directa al mercado spot (mercado al contado) de estos dos metales.
  3. Una opción bastante utilizada consiste en invertir en un fondo que efectúa el seguimiento de los precios de contratos de Futuros sobre paladio o platino
  4. Muchos inversores lo que hacen es invertir en acciones de compañías que se dedican a la exploración y producción de platino o paladio.También invierten en fondos que se especializan en metales preciosos y que suelen diversificar riesgos por empresas y naciones.

Especulación con el platino y el paladio

Los mercados financieros ofrecen la oportunidad de especular con el precio del platino y el paladio con el fin de ganar dinero con el alza o caída de sus cotizaciones a través del tiempo. En este caso los especuladores no buscan invertir a largo plazo en estos metales ni proteger su capital en momentos de crisis e incertidumbre económica, sino simplemente ganar dinero con los movimientos del precio. La especulación con platino y paladio se realiza de varias maneras incluyendo:

  • Especulación en el mercado spot: El platino y el paladio son comprados y vendidos al precio actual del mercado (precio spot) para entrega inmediata o dentro de un intervalo de tiempo corto (ver Fecha Spot). La mayoría de estas transacciones son de carácter especulativo y por lo tanto no se realiza la entrega del metal de parte del vendedor al comprador. En estos casos el comprador lo que busca es comprar a un precio bajo y vender a uno más alto mientras que el vendedor trata de vender a un precio mayor y volver a comprar a un precio menor con el fin de ganar la diferencia. Las transacciones spot con platino y paladio pueden realizarse a través de un mercado centralizado o por medio de un mercado Over The Counter (OTC).
  • Especulación a través de derivados: Muchas de las transacciones con platino y paladio se realizan a través de derivados financieros como los Futuros, Opciones, Forwards y CFD. Estas operaciones se realizan tanto en mercados centralizados como OTC y en la mayoría de los casos la liquidación del contrato es en efectivo y no se realiza la entrega de la materia prima aunque en ocasiones el metal cambia de manos cuando el contrato es liquidado.

Pueden encontrar más información sobre los contratos de Futuros de platino en el siguiente artículo:

Los Fondos Cotizados en Bolsa (ETF ) de paladio y platino

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

A inicios del 2020 la compañía ETF Securities lanzó al mercado los ETF respaldados por platino y paladio, conocidos como ETF Physical Platinum Shares (PPTL) y ETFS Physical Palladium Shares (PALL). En un comienzo esto incrementó el temor de que el desarrollo de estos mercados pudiera verse afectado de manera inadvertida.

Los Fondos Cotizados en Bolsa tienen como fin reflejar el desempeño de los precios del platino y el paladio. Para esto emiten acciones que están respaldadas por lingotes de platino y paladio los cuáles están almacenados y vigilados en cámaras de seguridad en Zurich y Londres.

El principal temor era que al liberar a los inversores de todos los problemas relacionados tanto con el transporte y almacenamiento de estos metales, una oleada descontrolada de especulación pudiera llegar al punto de obstaculizar la demanda industrial. El hecho es que estos temores no carecían de fundamento ya que la cantidad de platino producida en toda la historia es bastante pequeña comparada con otros metales preciosos. Por ejemplo, la producción anual de oro es 17 veces mayor que la de platino

Si se compara con otras materias primas, el mercado de platino es relativamente pequeño y por lo tanto el precio podría verse afectado significativamente por la nueva demanda de inversión. Con una producción de alrededor de 130 toneladas al año y un precio de 1500 dólares por onza, el valor total de la producción anual de platino es de aproximadamente 6200 mil millones de dólares. Si se tiene en cuenta que el ETF PPLT atrajo 455 millones de dólares durante los primeros seis meses después de su creación, resulta claro que este fondo cotizado se ha convertido en uno de los principales consumidores de platino. De hecho, tal parece que la creación y lanzamiento de estos ETF ha ocasionado un cambio en los mercados de platino y de paladio.

Si nos remontamos a la época de finales del 2009, las cotizaciones del platino y del paladio variaban debido principalmente a factores de carácter macro económico.

Invertir en paladio y platino

Vamos a analizar si tiene sentido la inversión en paladio, platino y también en titanio.

Los dos grandes metales «preciosos» son el oro y la plata y luego están estos tres. Sin embargo hay dos grandes diferenteicas de base que ya nos dan algunas pistas:

1) Nunca han sido moneda fiat y no son refugio contra la inflación (y crisis bursátil)

2) A diferencia del oro y la plata se utilizan de manera mayoritaria en el sector industrial y por lo tanto dependen del ciclo económico.

Con esta idea en la cabeza, vamos a ver cómo se comporta cada uno.

# Inversión en platino

Es un metal ductil y maleable, buen conductor de electricidad. Su producción es baja. Aproximadamente un 40% de esa producción va a automoción (catalizadores), un 30% a joyería y el 30% restante en diferentes usos, de los que solo un 7% corresponde a inversión, como activo financiero.

Como materia prima cotiza en la bolsa de NY (NYMEX) y en Londres (el London Platinum & Palladium Market – LPPM).

Hay cuatro maneras de invertir:

1) Acciones de empresas mineras
2) ETF de réplica física (por ej. «PPLT»)
3) Futuros del precio de la matera prima
4) Adquisición de lingotes

En este post no voy a entrar a analizar cada uno. En el caso de integrar materias primas, a una cartera de inversión personal, como «activos reales» que son, lo que más sentido tiene es tenerlos en forma física. El punto 4 anterior.

En la mayoría de las ocasiones esto no será posible o conveniente porque los costes de adquisición y almacenaje son altos. Pero cada vez es más fácil y barato tener acceso lingotes gracias a la reducción de costes que suponen las nuevas plataformas en internet y todos los procesos análogos.

# Inversión en paladio

Tiene unas características parecidas al platino y resto de metales preciosos con al diferencia de que es el más ligero de todos ellos. En este casi es una materia prima mucho más rara de encontrar, la producción es muy baja; 30 veces más difícil de encontrar que el oro. Su producción anual mundial es de aproximadamente 7 millones de onzas troy.

El 70% de la producción va destinada al sector de la automoción (catalizadores), un 20% al sector eléctrico y el 10% restante a otros entre los que está la inversión financiera con n % muy pequeño.

La mayor parte de la producción procede de Sudáfrica (≈40%) y Rusia (otro ≈40%), con el riesgo político que conlleva.

Pero al ser la oferta tan escasa y tener un uso industrial, su cotización puede ser interesante.

También cotiza en la bolsa de Nueva York (NYMEX) en futuros.

Al igual que el platino hay 4 maneras de invertir en el:

1) Acciones de empresas mineras
2) ETF de réplica física (por ej. «PALL»)
3) Futuros del precio de la materia prima
4) Adquisición de lingotes

La última de ellas es más complicada, en este caso en proveedor Goldmoney desde su web. Tienen lingotes bullion de paladio.

Ahora nos vamos a meter a analizar los gráficos con más detenimiento y ver si tiene sentido.

Platino y Paladio:

Los dos metales están completamente correlacionados. La diferencia es que el paladio es más direccional y experimentó una subida mucho más extensa que el platino, casi el doble.

El problema de ambos es que en 2008 se dieron un batacazo de órdago. Y aquí ya surge la duda; en una cartera de lago plazo ¿tiene sentido añadirlo si cuando se cae la renta variable estos hacen lo mismo o en peor medida?

El cobre es el metal por excelencia del ciclo económico, puesto que está en la producción de casi todos lo sectores, sobre todo la construcción, vamos a ver si tienen correlación.

Platino, paladio y cobre:

La correlación es absoluta.

Platino, paladio y oro:

He sombreado el periodo de caída y recuperación de los mercados (2008-2020). Aquí se puede apreciar el buen comportamiento del oro, es diferente y responde a un objetivo concreto. Luego si que tiene correlación con el resto de materias primas, pero es que es imposible que siempre esté descorrelacionado.

Para esto útlimo vamos a ver la comparativa entre el cobre, oro y SP500. Utilizo el cobre porque tiene más histórico y como hemos visto está completamente correlacionado con el paladio y platino.

Cuando ves el gráfico del SP500 y el oro comprendes por qué es tan importante tener algo de este último. Nos aporta muchas cosas; cuando el mercado de renta variable cayó este se comoportó con mucha estabilidad. Sin embargo el cobre (también paladio y platino) tiene un comportamiento más errático y además mucho más volátil.

Sobre el oro hay especialistas que lo consideran y otros que no. Depende de cada uno.

Para un análisis más profundo deberíamos analizar al menos diez años más hacia atrás, pero el platino y paladio comenzaron a cotizar en 2005. No obstante estos 12 últimos años, analizados en conjunto con el resto de materias primas de mayor historia y correlación nos ofrecen una información suficiente para saber si tiene sentido incluirlos o no en una cartera de inversión personal.

# Inversión en titanio

La verdad es que ni siquiera me había planteado que se pudiera invertir en este metal, pero como me han hecho alguna vez preguntas sobre estos tres metales y lo he leído en algún libro de pasada, lo vemos.

Esta es la cotización del precio:

Poco hay que comentar más allá de la curiosidad. En 12 años solo ha hecho una cosa; caer.

A modo de conclusión general, bajo mi punto de vista no tiene sentido incluir en una cartera de largo plazo estos metales por dos razones; la primera es que al estar unidos a la producción industrial están correlacionados con lo que pase en renta variable y para eso mejor tenerlo en acciones diversificado, la segunda es que para eso ya tenemos al oro, que como hemos visto en los gráficos se comporta bien en momentos donde lo necesitamos.

Si llega un 2008 y se cae el precio más que la renta variable, ¿para que complicarnos metiendo en la cartera?

Dicho esto, el paladio si puede ser interesante para aquellas personas que con algo de conocimiento siguen activos con tendencia marcada. a fin de cuentas ha tenido periodos espectaculares. Pero para ello debes saber algo de análisis técnico, gestión del riesgo y controlar muy bien la composición de tu cartera y sus objetivos.

Otra alternativa es utilizar este indicador que relaciona las materias primas con la renta variable y el ciclo económico en largo plazo y buscar posibilidades con el Paladio, buscando de nuevo una tendencia de medio y largo plazo (3-5 años).

Si quieres recibir mis artículos como otros miles de lectores: RSS feed | Email

Plata, platino, paladio y rodio: los otros metales preciosos de inversión

25 de abril de 2020

El oro está considerado como el metal precioso por excelencia, objeto de deseo por los amantes del lujo y por los inversores que buscan un activo que sirve de refugio y mantiene su valor en cualquier momento y lugar. Sin embargo, existen otras opciones entre los metales preciosos de inversión que, en determinadas circunstancias, pueden resultar igualmente interesantes y al alcance de más bolsillos. Sepamos algo más sobre la plata, el platino, el paladio y el rodio.

ÍNDICE DE CONTENIDOS:

En el mundo de los metales preciosos de inversión, el oro no es el único que reluce. Plata, platino, paladio y rodio también se han hecho un hueco entre los inversores que quieren diversificar su cartera y alejarse de los activos más arriesgados.

Los otros metales de inversión no disponen de un mercado con un tamaño comparable al del oro, aunque cuentan con algunas ventajas respecto a éste, ya sea porque su precio es más asequible para los inversores más modestos (caso de la plata) o porque se trata de metales aún más escasos que el oro (como el platino, el paladio y el rodio).

Todos ellos, además, tienen numerosas aplicaciones industriales, por lo que suelen tener una fuerte demanda y un suministro limitado, lo que provoca frecuentes subidas de precios en situaciones de déficit de suministro (cuando éste no es capaz de abastecer la demanda).

Plata

La plata es, junto con el oro, el metal precioso más conocido, apreciado y utilizado. Se la conoce con el nombre peyorativo de “oro de los pobres”, ya que su valor es considerablemente menor al del metal dorado. Pero, lejos de constituir una desventaja, su precio permite que inversores con menores posibilidades económicas se beneficien de la inversión en metales preciosos.

En la actualidad, el precio de la plata ronda los 15 dólares la onza, aunque muchos analistas consideran que se trata de un precio demasiado bajo si se compara con el del oro.

Para comparar a ambos se utiliza una magnitud denominada ratio oro/plata, que refleja el número de onzas de plata que se necesitan para adquirir una de oro. En estos momentos, esta ratio se encuentra en 85, es decir, que una onza de oro vale lo mismo que 85 de plata. Según muchos analistas, se trata de una cantidad históricamente alta, que tenderá a reducirse, lo que significa que la plata va a subir progresivamente de precio.

Existen muchas razones para invertir en plata. Al igual que el oro, la plata está considerada como un depósito de valor y, por ello, está a salvo de depreciaciones como las que sufren otros instrumentos de inversión en papel o digitales.

Otra característica que comparte con el oro es que tampoco tiene riesgo de impago, ni de contraparte.

Por otro lado, su menor precio en comparación con el oro se convierte en una gran ventaja en casos de necesidad: será difícil que alguien acepte una onza de oro como pago de una pequeña cantidad, ya que el cambio sería muy elevado. En cambio, una moneda de plata de una onza puede valor alrededor de 20 euros, lo que la convierte en un medio de pago ideal para situaciones de crisis monetaria.

Del mismo modo, esto supone una ventaja para el inversor, ya que puede gestionar mejor su patrimonio, realizando pequeñas ventas parciales en función de la evolución del precio del metal.

El menor tamaño del mercado de la plata, en comparación con el del oro, permite que el precio se recupere más pronto en las situaciones bajistas del mercado y suba más que aquél en situaciones alcistas.

Sus múltiples utilidades en el campo de la industria (placas solares, electrónica, electricidad, industria médica…) hacen que su demanda esté en crecimiento continuo lo que, unido a un suministro limitado, puede provocar una situación de déficit en el mercado que provocará una subida del precio.

Platino

El platino es menos habitual que el oro y la plata como metal precioso de inversión. Hasta hace unos años, tenía un enorme prestigio en el terreno de la joyería (que las nuevas modas, especialmente en Japón, están recuperando ahora) y contaba con el valor añadido de ser el metal precioso más valioso, por encima del propio oro.

Se encuentra entre los elementos naturales más raros, apenas se extrae en forma pura y fue descubierto miles de años después que el oro, en 1735. Sus propiedades físicas lo hacen ser una materia prima industrial muy apreciada, como catalizador, en componentes electrónicos o en la industria médica, además de para la fabricación de joyas.

En los últimos años, su enorme escasez (apenas se extraen unas 190 toneladas anuales de este metal, frente a más de 25.000 de la plata y 3.500 del oro) ha incrementado el interés de los inversores por el platino, ya que es un metal que ha experimentado interesantes revalorizaciones y cuyo mercado suele estar en situación de déficit (mayor demanda que suministro) debido a sus aplicaciones industriales.

Los lingotes de platino son un elemento de inversión que demandan especialmente los inversores japoneses, mientras que las principales casas de la moneda mundiales están emitiendo cada vez más monedas de inversión (bullion) en platino: Britannia, American Eagle, Maple Leaf…

Además, el hecho de que su producción se concentre en Sudáfrica (como productor primario), Rusia y Estados Unidos (como subproducto del níquel o el paladio), hace que su mercado sea mucho más restringido que el de los otros metales preciosos.

Su precio suele estar determinado por el estado de la demanda por parte del sector del automóvil, que consume alrededor del 35% de la producción anual, principalmente para la fabricación de catalizadores para los motores diésel y para ciertos tipos de vehículos eléctricos.

Precisamente por eso, el escándalo conocido como dieselgate (la manipulación de las mediciones de emisiones contaminantes en los vehículos diésel de Volkswagen) en 2020 hizo caer en picado las ventas de estos automóviles, lo que redujo la demanda de platino e hizo crecer la de paladio .

En cualquier caso, el platino es un metal muy interesante en términos de inversión, por su escasez y su precio. En la actualidad, éste ronda los 890 dólares la onza, lejos de sus máximos históricos. Precisamente por esto, puede ser un buen momento para comenzar a invertir, ya que lo normal es que su precio comience a subir.

Según el Consejo Mundial de Inversiones en Platino , la rentabilidad de este metal es comparable con la de otros activos a largo plazo: entre los años 1991 y 1996, su revalorización fue del 1%, igual que el oro; entre 1996 y 2001 aumentó un 5%, superando a los activos inmobiliarios, las commodities, el oro y el petróleo; entre 2001 y 2006 su precio creció un 19%, volviendo a superar al oro o las commodities; entre 2006 y 2020 creció un 4%; y entre 2020 y 2020, aunque cayó un 8%, lo hizo en menor medida que las commodities o el petróleo.

Gráfica Precio del Platino desde 1976 | Fuente: platinuminvestment.com

Aunque su mercado es más reducido, el platino tiene gran liquidez, debido a lo reducido de su suministro y a su demanda creciente.

Por otro lado, la inversión en platino cuenta con algunas desventajas, como el hecho de que, al igual que la plata y a diferencia del oro, su compra esté gravada con el IVA. Además, al ser un metal más difícil de manejar que el oro (su punto de fusión es mucho más elevado), las primas que cobran refinerías y casas de la moneda son más altas, ya que les cuesta más fabricar los lingotes o acuñar las monedas.

Paladio

El paladio ha pasado de ser un perfecto desconocido a ser la estrella de los metales preciosos, gracias a su enorme revalorización en los dos últimos años, que culminó al pasado 21 de marzo alcanzando su máximo histórico, los 1.615 dólares la onza.

Por el camino, en septiembre de 2020, registró otro hito histórico, superando el precio del platino por primera vez en los últimos 16 años. Aunque en los últimos meses esta subida ha perdido fuerza, el paladio sigue cotizando por encima del oro, a unos 1.380 dólares la onza, y muy por encima del platino.

El paladio es otro metal del grupo del platino, con múltiples aplicaciones industriales, que desde hace poco ha empezado a asomar la cabeza como metal precioso de inversión.

Su producción anual es, al igual que en el caso del platino, muy limitada, con algo más de 200 toneladas anuales. La mayor parte de esta producción va a parar a la industria automovilística, que utiliza el paladio para la fabricación de catalizadores para los motores de gasolina.

Precisamente el aumento de cuota de mercado de los vehículos con esta motorización, en detrimento de los diésel, y el hecho de que este tipo de automóviles sean los más demandados en mercados claves como China o Estados Unidos, ha hecho crecer la demanda de paladio, situando al mercado en una situación casi permanente de déficit.

Muchos inversores que apostaron en su momento por el paladio ya han comenzado a recoger los beneficios de su inversión, vendiendo cuando el metal se encontraba en máximos.

Al igual que en el caso del platino, la inversión en paladio cuenta con ventajas: su suministro es muy limitado, su demanda es cada vez mayor y, por tanto, su liquidez es inmediata.

Por el lado contrario, el paladio también está gravado con IVA, lo que constituye una desventaja a la hora de deshacer la inversión, ya que la revalorización tiene que haber superado el porcentaje del impuesto para ser rentable.

Rodio

El rodio es el gran desconocido de entre los metales preciosos. Su precio es el más alto de todos ellos: actualmente ronda los 2.500 dólares la onza, duplicando el precio del oro.

Este metal protagonizó una impresionante subida de precio en los años 2006 y 2007, pasando de 500 dólares la onza a su máximo histórico, más de 10.000 dólares la onza.

Hasta hace poco, era considerado un metal precioso de uso estrictamente industrial, debido a sus propiedades anticorrosión, similares a las del platino y el paladio. Alrededor del 80% de la producción anual de rodio se utiliza en la fabricación de catalizadores por parte de la industria del automóvil.

Su enorme revalorización durante 2020 (su precio se incrementó alrededor de un 25%), llevó a algunas refinerías europeas a comenzar a comercializar lingotes de rodio de inversión en diversos formatos, entre 1/10 de onza y 5 onzas, asequibles para distintos tipos de inversores.

Su elevado precio responde a lo reducido de su producción anual, que apenas alcanza un millón de onzas (31,1 toneladas) anuales. Al igual que en los casos de platino y paladio, su demanda industrial es muy elevada, lo que constituye una garantía de liquidez, ya que el mercado también se encuentra en situación de déficit de suministro.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Like this post? Please share to your friends:
Opciones binarias: aprendizaje básico
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: