Contratos Por Diferencia (CFD) basados en Indices Bursátiles

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Contratos Por Diferencia (CFD) basados en Indices Bursátiles

Los Contratos Por Diferencia le permiten al trader operar de una manera flexible con la mayoría de los índices bursátiles más importantes a nivel mundial por medio margen y apalancamiento, utilizando CFD basados en índices como activos subyacentes. Este tipo de CFD le ofrece a los especuladores la posibilidad de obtener exposición en el mercado a un gran número de acciones distintas en una sola transacción. Efectivamente, al operar con base en índices, el trader en realidad está operando con un gran conjunto de acciones de un país en específico de su elección como puede ser Estados Unidos o el Reino Unido. Por ejemplo, si opera con CFD basados en el índice FTSE, esto significa que está especulando con base en el índice bursátil formado por las acciones más importantes del Reino Unido.

Actualmente, la mayoría de los brokers que operan con estos derivados ofrecen CFD basados en diversos índices de todo el mundo, lo que significa que el trader tiene acceso y puede participar en los mercados mundiales. Por medio de los CFD de índices, el inversor puede especular con respecto a las alzas y caídas de la economía de un país en particular, por lo cual son bastante populares entre los operadores individuales. Por medio de los índices es posible tomar una posición con base en todo un mercado completo sin tener que analizar los prospectos de las acciones de una compañía en particular lo cual puede resultar más complicado ya que la información no siempre está disponible.

Normalmente, los brokers suelen ofrecer un requerimiento de margen bajo, de alrededor del 3% (en algunos casos incluso del 1%), y no hay cobro de comisiones ya que el broker obtiene sus ganancias del spread. En general, estos CFD constituyen una buena opción para obtener acceso y exposición a los mercados de países extranjeros.

Los Indices Bursátiles

Dependiendo de lo que quiera hacer, el especulador puede mostrar mayor interés en los índices bursátiles que en las compañías individuales. Ciertamente, en lo que respecta a los CFD, es probable que en muchos casos un trader opere directamente más con CFD basados en índices que con CFD basados en acciones individuales sobre todo al inicio. Para el trader principiante, los índices ofrecen la ventaja de que existen relativamente pocos a los cuáles debe prestarles atención. Los índices bursátiles están compuestos por las acciones principales de un mercado particular.

Por ejemplo, tenemos el Dow Jones Industrial Average que es el más conocido de los Estados Unidos. Está formado por solo 13 compañías, lo que puede parecer sorprendente, y los precios de las acciones tienen diferentes factores que permiten mantener una buena distribución de las diversas industrias que conforman este índice. En algunas ocasiones, aunque esto es bastante raro, la lista de compañías es revisada, y 30 empresas diferentes han sido utilizadas desde 1928. Este índice no incluye al sector de transporte, ya que para este existe un índice propio, y la relación entre los dos índices es parte de la Teoría de Dow.

Por el contrario, en el Reino Unido los índices comúnmente tienen dos tamaños, por lo cual tenemos el FTSE 100 y el FTSE 250. El primero está formado por las 100 compañías más importantes de ese país mientras que el segundo abarca a las 250 empresas de mayor importancia lo cual les permite cubrir prácticamente todos los sectores económicos del Reino Unido. En el caso del FTSE 100 que es el más famoso, el uso de 100 acciones ciertamente representa un número mucho mayor en comparación con el Dow Jones, a pesar de que no incluye muchas de las acciones que se negocian regularmente en la Bolsa de Valores de Londres (LSE). A pesar de esto, este índice cubre alrededor del 70% de la capitalización de la LSE, y por lo tanto es muy representativo de la situación financiera del Reino Unido.

Un tercer índice bursátil de suma importancia es el NIKKEI 225, el cual está constituido por las compañías más importantes de Japón. Se basa en los precios de las principales 225 acciones de la Bolsa de Valores de Tokio.

Si un trader está interesado en incluir los índices entre sus opciones para operar en el mercado, es bastante probable que incluya al menos uno de los mencionados anteriormente, a pesar de que existen muchos más. De hecho, el Wall Street Journal, editor de los índices Dow Jones, le da seguimiento a 130000 índices en la actualidad.

¿Qué es un CFD sobre índices?

Puede definirse como una forma de Contratos Por Diferencia (CFD) que permite a los inversores seguir y especular con respecto al comportamiento del índice subyacente, aunque los precios pueden diferir ligeramente de los niveles de precios actuales del índice. Los CFD de índices están diseñados para reflejar el mejor estimado del precio al contado actual del mercado y por lo tanto las cotizaciones son tomadas del contrato de futuros correspondiente con un ajuste al valor razonable. El ajuste es necesario debido a que a pesar de que el coste de financiación para las posiciones en CFD abiertas y mantenidas de un día de negociación a otro es cargado separadamente cada noche, el precio de los futuros refleja el costo restante de la financiación hasta la fecha de vencimiento del contrato.

Como ya se indicó anteriormente, los brokers de CFD normalmente cotizan los índices usados como subyacentes en los CFD tomando el precio del futuro correspondiente del índice y realizando un ajuste del valor razonable para establecer el valor en efectivo del índice. A continuación, estas compañías añaden un margen extra al spread Bid/Offer, el cual constituye la comisión del broker por posibilitar las transacciones de sus clientes con estos instrumentos. Cada contrato es equivalente a una exposición de una unidad de la divisa base por cada punto de índice. El tamaño mínimo de transacción es un CFD, que para el índice FTSE 100 es equivalente a una exposición de 1 libra esterlina por cada punto de índice – por lo tanto, la compra de 100 CFD basados en el FTSE 100 sería el equivalente a invertir 5800 GBP en este índice, asumiendo que el FTSE en ese momento está en el nivel 5800. Por lo general, el trader no deberá pagar comisiones directas por operar con CFD basados en índices (esto depende del tipo de broker de CFD), aunque en la mayoría de los casos el broker adiciona uno o dos puntos al spread como medio de obtener sus ganancias. El broker o proveedor de CFD le ofrece al trader precios bid (compra) y ask (venta), y la diferencia entre estos precios, conocida como el spread, es el beneficio obtenido por la compañía.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

El broker no tiene que suscribir el acuerdo o arriesgar su propio dinero, únicamente tiene que hacer coincidir a los compradores y vendedores, es decir los traders que tienen interés en comprar (abrir posiciones long) en contra de aquellos que desean vender (abrir posiciones short). Es igual de simple abrir posiciones short que abrir posiciones long en un índice por medio de CFD, es decir obtener beneficios de una caída en el valor del índice. El único costo que debe considerar el trader, aparte del spread, es el cargo de financiación por las posiciones overnight, que consiste en un crédito o débito (dependiendo de si la posición es long o short) por las posiciones que se mantienen abiertas de un día de negociación al otro. Por lo general, este cargo se basa en la tasa de referencia LIBOR, pero debido a los bajos intereses actuales esto equivale a menos de un punto de índice en el FTSE por ejemplo.

Hay que tomar en cuenta que los brokers de CFD basados en el modelo de Acceso Directo al Mercado (Direct Market Access) funcionan de modo distinto a los brokers más tradicionales, ya que ofrecen acceso directo a los mercados así como un sistema de precios y ejecución de órdenes Level II (permiten introducir órdenes directamente en el libro electrónico de órdenes de bolsas como el LSE). Estas compañías cobran comisiones directas a sus clientes por actuar de intermediario entre el mercado y los traders, lo que significa que los costos de transacción son distintos con respecto a los brokers que operan de manera tradicional. (Un ejemplo de un bróker de este tipo que opera con CFD es Peperstone).

Debido a que las transacciones con CFD se basan en margen, cada día que un trader sostiene una posición con estos derivados, se le aplica un cargo a su cuenta de modo automático por los intereses nocionales. Efectivamente, el trader está comprando la ‘cesta de acciones’ que compone el índice, y experimenta beneficios o pérdidas debido a los cambios en los precios. Aun así, el trader nunca toma posesión directa de las acciones con las que especula, lo que significa que no se involucra con el impuesto de timbre (stamp duty) o las ganancias de capital.

Además de la diversificación, los CFD sobre índices mundiales pueden utilizarse como una herramienta de cobertura. Por ejemplo, si un inversor ha invertido en cierto número de acciones del FTSE 100, y teme que los mercados están a punto de experimentar una caída general, en lugar de vender sus acciones, el trader puede abrir una posición short con CFD sobre el FTSE 100, con el fin de reducir su exposición a una baja general en el mercado sin tener que vender su inversión en acciones.

Ejemplo de una operación de CFD sobre índices

Como ejemplo, supongamos que un trader considera que el Dow Jones va a subir en los próximos días. El precio actual es de 10070 y el broker cotiza el CFD a un precio Bid/Ask de 10068/10072. Esto significa que un CFD basado en el Dow Jones representa una exposición de alrededor de $10070. En este caso, el trader podría comprar una posición long a 10072, y obtener beneficios con cualquier movimiento del precio que esté arriba de ese valor. El costo de la posición sería de poco más de $300 suponiendo que el margen requerido es del 3%.

Si el Dow Jones sube hasta 10150 en las próximas horas, el beneficio para el trader sería de $78, lo que representa una ganancia del 25% con respecto a la inversión original.

En el siguiente artículo pueden aprender sobre las principales ventajas de operar con CFD sobre índices:

Contratos por Diferencia (CFD)

¿Que son los contratos por diferencia (CFD)?

Un Contrato Por Diferencia (CFD por sus siglas en inglés) puede definirse como un contrato entre dos partes para intercambiar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de cualquier activo financiero, incluyendo pares de divisas, materias primas, acciones y commodities por ejemplo. A diferencia de los contratos normales, con los CFD no se realiza la compra/venta directa del activo base sobre el que se está negociando, lo que se hace es adquirir un contrato a través del cual el inversor recibe el diferencial entre el precio del activo en el mercado en el momento de la adquisición del CFD y el precio en el mercado en el instante en que el contrato es liquidado y la posición es cerrada. De esta manera, si el inversor acierta con respecto a su pronóstico de la dirección del mercado, recibe el diferencial del valor de la posición como ganancia de la operación, el cual es acreditado en su cuenta, pero si se equivoca y el mercado se mueve en su contra, el diferencial es debitado de su cuenta como pérdida.

Si hablamos de acciones o commodities por ejemplo, no es necesario que el inversionista posea físicamente estos activos para que la cuenta de trading del inversor con el emisor o el broker experimente la ganancia o la pérdida producido por el movimiento del precio en el mercado. En este sentido, los CFD funcionan de forma similar a otros derivados financieros como los Futuros o las Opciones por ejemplo.

En otras palabras, los CFD son derivados financieros a través de los cuáles el trader invierte su dinero en la creencia que un activo determinado va a subir o bajar pero sin que ese dinero se invierta directamente en la adquisición de ese activo. Es por así decirlo como una «apuesta» con base en el comportamiento de ese activo. Los contratos por diferencia no requieren del desembolso total del nominal de la operación ya que funcionan por medio de un sistema de garantías sencillo, el cuál para el operador intradiario abre más posibilidades de inversión en su operativa bursátil. En otras palabras, son derivados cuyas transacciones se basan en el apalancamiento, el cual dependiendo del activo subyacentes del CFD, puede ser bastante elevado, como es el caso de los CFD basados en índices bursátiles por ejemplo.

Los contratos por diferencia fueron creados por los Fondos de Inversión Libre (Hedge Funds) como un medio para tener acceso a la negociación de operaciones que requieren de un elevado apalancamiento. Los CFD son un instrumento que al principio se ofreció solamente a grandes inversionistas y que hasta hace poco ha sido promocionado entre pequeños inversores como traders individuales (en Inglaterra se ofrecen para este fin desde hace 5 años). Hoy en día gozan de gran popularidad entre inversores de todo el mundo debido a que brindan a acceso a una gran variedad de mercados financieros y al elevado apalancamiento que ofrecen.

¿Cómo operan los contratos por diferencia (CFD)?

El ente emisor de los contratos por diferencia , es decir el intermediario financiero le paga a la Bolsa el valor total de la compra de las acciones o el activo subyacentes sobre el que se basa el contrato, y en el instante en que se realiza la compra emite un contrato CFD a favor del inversionista. De esta manera el intermediario convierte el movimiento del activo en liquidaciones diarias por diferencia en su cuenta. En caso de que una vez finalizada la sesión, el trader no vende su contrato, el intermediario financiero le aplica una tasa de interés que generalmente es de la siguiente forma:

I = (Euribor+un diferencial)/365

En este caso como es el intermediario el que posee los activos (acciones, commodities u otro), es un dinero que de alguna manera está inmovilizado y por el cual no obtiene ningún tipo de ganancias, razón por la cual cada día que el trader no venda su CFD se le aplican estos intereses de tal manera que el intermediario obtenga un beneficio.

Tipos de contratos por diferencia (CFD)

  • Contratos de Diferencia con horquilla de contratación fijada por el emisor : En este caso el emisor del contrato fija la horquilla de precios de compra/venta y el cliente tiene que aceptar si desea o no abrir una posicion. Con estos CFD no existe profundidad de mercado, unicamente un precio de demanda y uno de oferta con un diferencial entre ambos que siempre es mayor al de la Bolsa de Valores. El beneficio para el emisor viene del diferencial entre el precio de la horquilla y el precio real de la Bolsa con el cual se cubre de forma instantánea. Con respecto al inversor, en caso de que quiera comprar paga más caro que en la Bolsa y obtiene menos si lo que quiere es vender. Con este tipo de CFD hay que tener cuidado ya que los brokers que los ofrecen muchas veces le dicen a los inversionistas que no cobran ningún tipo de comisión lo cual en parte es verdad ya que sus ganancias las obtienen gracias a los precios de ejecución.
  • Contratos de Diferencia de Acceso Directo al Mercado : Una operación con un CFD de este tipo ocasiona una operación real en la Bolsa, siendo la profundidad de mercado que se emplea para contratar, igual a la utilizada para la negociación con acciones. En este caso el trader puede ver tanto sus órdenes como sus ejecuciones usando el ticker de la Bolsa. Una vez que introduce una orden de CFD, está irá al mercado a nombre del emisor el cual se encarga de convertir esa operación en liquidaciones por medio de diferencias.
  1. En el primer caso el intermediario no nos cobra ninguna comisión pero si aplica una horquilla que determina un precio de compra más alto y uno de venta más bajo con respecto a mercado. En este caso compramos las acciones a 100,50 dólares (suponiendo una horquilla de +$0.50 por acción cuando es compra y de -$0.50 por acción cuando se realiza la venta) cada accion y las vendemos a 104,50 dólares cada acción con lo cual tendriamos un beneficio de 800 dólares netos.
  2. Si en cambio adquirimos un CFD de acceso directo, el intermediario nos cobra una comisión de compra y de venta que puede ser del 0.2% del importe. Por tal motivo compramos a precio de mercado en 100 dólares y las vendemos en 105 dólares. Esta operación nos daría un beneficio bruto de 1000 dólares sin contar la comisión. Para la compra la comisión sería de 40 dólares y la de venta de 42 dólares. Con esto tendriamos un beneficio neto de 918 dólares.

Por medio de este ejemplo sencillo se puede ver que resulta más provechoso operar por medio del segundo intermediario en este caso específico. Sin embargo hay que tener en mente que este no es siempre el caso, no siempre un CFD de acceso directo es mejor a uno con horquilla de contratación fijada. El inversor tiene que analizar cada oferta para determinar cual es la más beneficiosa para él.Por ejemplo, ¿que ocurriría si el segundo intermediario cobrara una comisión de 0.5% en vez del 0.2? Empleando los datos del ejemplo anterior se tendría una comisión de compra de 100 y una de venta de 105 dólares por lo cual solo en comisiones pagariamos 205 dólares. Esto nos daría un beneficio neto de 795 dólares, menor al obtenido con el primer intermediario por lo cual la oferta de este sería mejor para nosotros.

Algo que hay que tener en cuenta es que estos ejemplos no incluyen los intereses que hay que pagar por mantener el contrato abierto más de un día.

Vencimiento de los contratos por diferencia

  • El precio del contrato por diferencia no se muestra influenciado por el cálculo del valor a vencimiento, como si ocurre con los contratos de Futuros. En este caso el precio es el mismo que el del activo, durante el transcurso de la operación.
  • Con los CFD no es necesario «rolar» las posiciones de un vencimiento a otro si se da el caso de que se busque tener abierta una posición estable.

Principales ventajas de los contratos por diferencia

  1. Cuentan con la misma liquidez que las acciones debido a que las operaciones de compra y venta se realizan sobre las horquillas del contado.
  2. Los CFD permiten el apalancamiento, lo cual abre la posibilidad de obtener una mayor rentabilidad en las operaciones en la Bolsa por ejemplo, si se comparan con otros tipos de inversión. El trader que opera con CFD no necesita desembolsar el valor total del activos que se está comprando o vendiendo, sino unicamente la cantidad exigida por la garantía. Normalmente los CFD requieren un 10% del valor efectivo de la operación como un depósito de garantía, lo que significa un apalancamiento de 10 a 1. Con respecto al apalancamiento hay que tomar en cuenta que las pérdidas pueden ser cuantiosas en caso de que el resultado de la operación sea negativo para el trader. Por tal motivo las inversiones con CFD solo son adecuadas para operadores con conocimientos profundos sobre el funcionamiento y los riesgos asociados con los mercados financieros.
  3. Se pueden abrir tanto posiciones largas (compras) como posiciones cortas (ventas), de tal modo que se puede obtener beneficios tanto de las tendencias alcistas como bajistas del mercado.
  4. Este tipo de contrato no tiene vencimiento, razón por la cual no se necesitan renovaciones para mantener el contrato y la operación abierta.
  5. De la misma forma que con los Futuros, los CFD tienen liquidaciones diarias, lo cual significa que al cierre de cada sesión se le añadiran o se cargarán en la cuenta del operador las ganancias y las pérdidas ocasionadas por una posición abierta. Esto significa en otras palabras que la cuenta se «pone al día» con respecto al precio del activo una vez que el mercado cierra oficialmente la sesión.
  6. Las operaciones con CFD son relativamente sencillas ya que no cuentan con una mecánica complica, siendo esta una de las principales razones de que los Contratos Por Diferencia se hayan hecho tan populares durante los últimos años. Para conocer como se opera con CFD se puede usar el siguiente link:

Principales desventajas de los contratos por diferencia

  1. Tanto el apalancamiento como las liquidaciones diarias son un arma de doble filo que pueden funcionar a favor o en contra del inversionista. Por ejemplo, un movimiento drástico del mercado en nuestra contra puede ocasionar que al habernos apalancado tengamos que pagar mucho más dinero del que en realidad tenemos lo que a si vez trae como consecuencia que tengamos que asumir costos que en realidad no nos podemos permitir. Así mismo esto puede provocar que perdamos nuestra liquidez lo que nos obligaría a salir del mercado, probablemente en el peor momento posible teniendo grandes pérdidas. Esto nos imposibilitaría el poder permanecer en el mercado a la espera de que el activo subyacente del contrato continue con su tendencia original y vuelva a subir o bajar tal como habiamos estimado.
  2. Otro inconveniente importante de los CFD son los intereses diarios que el operador tiene que pagar por mantener una posición abierta. Esto puede ocasionar incluso que el dinero que tengamos que pagar en intereses supere a las ganancias o sea bastante similar de tal modo que el beneficio obtenido sea menor al esperado originalmente.
  3. Este instrumento de inversion es un derivado y como tal está indicado para operadores que cuentan con un amplio conocimiento del mercado ya que si la operación de compra/venta tiene un resultado adverso, el inversionista puede llegar a perder bastante capital. Por tal motivo se recomienda tener cuidado con la publicidad engañosa de muchas compañías involucradas en el comercio con CFD que promocionan este instrumento como una forma facil y muy rentable de ganar dinero. Como forma de inversión, ciertamente los CFD son potencialmente muy rentables pero no son para traders novatos.

Guía sobre Contratos Por Diferencia

El tema de los Contratos Por Diferencia es sumamente amplio y abarca mucho más que lo expuesto en este artículo. Por esta razón, para todos aquellos inversores y especuladores interesados obtener más información sobre este derivado financiero, incluímos una guía completa sobre CFD la cual profundiza en los tópicos tratados en esta reseña e incluye otros más avanzados que contribuyen a brindar una visión más amplia acerca del trading con Contratos Por Diferencia y sus características más importantes y que debe considerar todo trader interesado en operar con este producto financiero. Pueden tener acceso a esta guía a través del siguiente enlace:

Brokers que operan con contratos por diferencia

A continuación se muestra una lista con los brokers (cada broker tiene un enlace que muestra una reseña completa donde se detallan las características más importantes de la compañía) más importantes que operan con CFD actualmente. A esta lista se le iran añadiendo otros posteriormente:

Mercados Para Operar con CFD

¿En que mercados podemos operar con los CFD?

Sin importar el mercado en que especule un trader, siempre existe una buena posibilidad de que un broker de CFD le permita operar en ese mercado a través de contratos por diferencia. Además de los índices bursátiles de mayor importancia como el FTSE 100 o acciones blue-chip como Vodafone, la mayoría de los brokers de este tipo ofrecen CFD basados en acciones de diversos mercados (Estados Unidos, Asia, Europa, Australia) así como instrumentos financieros en los cuáles muchos traders no operan normalmente como oro, plata. petróleo, sectores, bonos gubernamentales, pares de divisas Forex como el EUR/USD y tasas de interés.

Si un trader está interesado en invertir en acciones, divisas o commodities, probablemente necesite al menos dos cuentas de trading distintas para poder hacerlo. Sin embargo, con los CFD puede operar en todos esos mercados desde una sola cuenta y en una misma plataforma de trading. Otra ventaja de los CFD es que las comisiones por las transacciones por lo general son considerablemente más bajas, sobre todo en el caso de las acciones, cuyas operaciones son más costosas si se efectúan directamente a través brokers tradicionales debido a las comisiones que estas compañías cobran y otros costos asociados. Esto significa que con los CFD se puede operar de forma más frecuente gracias a los costos más reducidos lo que hace a estos derivados más rentables en términos de costos para los traders que operan a corto plazo y con alta frecuencia.

Por ejemplo, en el broker XM el trader puede operar con CFD de acciones, CFD de índices bursátiles, CFD de commodities energéticos y CFD de commodities agrícolas, además de pares de divisas en el Forex, todo a través de una plataforma.

A la hora de determinar el mejor mercado para operar con CFD uno de los aspectos más importantes que debe analizar el trader es la liquidez de los distintos mercados en que está interesado. No tiene mucho sentido abrir una posición en que obtiene una ganancia del 30% la cual a termina disminuyendo hasta un 20% conforme tratamos de cerrar la operación debido a una baja liquidez.

Para un trader que prefiere realizar operaciones a corto plazo (day traders), los mejores mercados son sin duda alguna los que se mueven con rapidez ya que permiten obtener ganancias en poco tiempo. Así mismo el trader debe tomar en consideración el tiempo que tiene disponible para operar en el mercado.

¿Cual es el marco de tiempo adecuado para cada trader? Esto depende en gran medida de la personalidad del operador. Es importante que el trader se sienta cómodo tanto con el mercado como el marco de tiempo en que está operando. Siempre existe alguna presión al operar en cualquier mercado sin importar el marco de tiempo ya que existe la posibilidad de ganar o perder dinero lo cual tiene un efecto por menor que sea sobre la mente de las personas. Por eso, es importante que el trader pueda dedicar un periodo de tiempo tranquilo y sin interrupciones en el cual pueda concentrarse en el mercado y en sus operaciones.

Muchos traders que operan con contratos por diferencia y que tienen empleos regulares de 9 a 5 pueden encontrar que el S&P500 o el Nikkei 225 son los mejores índices bursátiles para operar con CFD debido a que estos mercados están abiertos en horarios que les resultan cómodos después del trabajo. Para el caso de los traders que tienen hijos pequeños, el mercado Forex puede ser el más apropiado ya que cuenta con una alta liquidez y opera las 24 horas del día, lo que significa que pueden operar durante las horas en que los niños están durmiendo. En otras palabras, debemos escoger un mercado en el cual nos sintamos cómodos y que nos resulte adecuado de acuerdo a nuestras necesidades y estilo de trading. Gran parte del éxito a la hora de operar con derivados financieros como los CFD proviene de la selección del mercado subyacente ya que si escogemos un mercado que no es el más adecuado de acuerdo a nuestras características como trader con toda seguridad terminaremos perdiendo dinero tarde o temprano o nuestras ganancias serán menores.

En resumen, si tenemos un sistema de trading probado el cual obtiene buenos resultados en el mercado que hemos escogido, deberíamos ser capaces de tomar esa estrategia y aplicarla a cualquier marco de tiempo que nos resulte cómodo de forma consistente.

La siguiente es una lista de los principales mercados en que podemos especular con CFD:

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Like this post? Please share to your friends:
Opciones binarias: aprendizaje básico
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: